QUÉ ES EL SÍNDROME DEL BURNOUT Y CÓMO AFRONTARLO

QUÉ ES EL SÍNDROME DE BURNOUT Y CÓMO AFRONTARLO

Es habitual escuchar en ambientes laborales a alguien decir “estoy muy quemado/a”.

Aunque es normal sentirnos abrumados de vez en cuando en el trabajo, este tipo de sensaciones, de forma sostenida, suponen un grave problema de salud: el llamado síndrome de burnout.

Desde enero de este 2022 la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya reconoce el desgaste profesional (conocido popularmente como 𝘣𝘶𝘳𝘯𝘰𝘶𝘵) como una enfermedad laboral.

 

Si en el trabajo sientes un gran agotamiento emocional, falta de motivación, apatía… Es posible que sufras burnout o, en su traducción, síndrome de “estar quemado”. 

¿QUÉ ES EL BURNOUT?

En 1974 el psiquiatra Herbert Freudenberger usó el término “burnout” para hacer referencia al síndrome del desgaste profesional.

El científico relacionó esta enfermedad con:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Pérdida de ilusión
  • Absentismo laboral
  • Conductas evitativas o de renuncia

Las profesiones en las que hay trato directo con el público tienen mayor riesgo de sufrir este síndrome. Por ejemplo, durante la pandemia se ha estudiado que las profesiones sanitarias se encuentran expuestas a muchos estresores, por lo que son consideradas un grupo de alto riesgo de burnout.

Además, este tipo de estrés crónico tiene un impacto directo en el rendimiento de la persona en el trabajo, lo cual es una situación especialmente delicada cuando se ve afectada la calidad del trato o asistencia que se da a las personas. Esto incluye personal sanitario, psicólogos, terapeutas, asistentes sociales, entre muchos otros.

Causas del Burnout

El Burnout es una faceta del estrés crónico que se produce por sostener demasiado tiempo una situación negativa.

Entre los factores que contribuyen al burnout podemos señalar 6:

  • La sobrecarga de trabajo.
  • La presión por querer ser un superman/superwoman en el trabajo
  • Baja implicación laboral, no estar motivado.
  • La falta de apoyo de los mandos y/o compañeros.
  • Las características del propio puesto de trabajo: hay profesiones que tienen mayor riesgo y también puestos de trabajo de mayor responsabilidad que otros.
  • La personalidad propia del sujeto: no todo el mundo gestiona las emociones de la misma manera.

Fases del burnout

Podemos dividir el burnout en 4 fases. Identificar el síndrome a tiempo, antes de llegar a la última fase, puede ayudarnos a evitar una situación mucho más negativa.

  1. Fase de entusiasmo

Esta fase se caracteriza por una gran energía en el puesto de trabajo, altas expectativas que hacen que a la persona no le importe trabajar de más o alargar la jornada laboral.

 

  1. Fase de estancamiento

Se entra en esta fase cuando la persona percibe que el esfuerzo y la recompensa no están equilibrados y que no tiene los recursos suficientes para dar respuesta a todas las demandas que recibe.

  1. Fase de apatía

En este punto la persona empieza a estar desgastada y su trato a las personas se vuelve distante y mecánico, sin empatía.

 

  1. Fase de quemado

Finalmente, la persona alcanza la fase de burnout cuando se produce un colapso emocional y cognitivo que afecta a su salud. En esta fase se produce el absentismo laboral, pues la persona se ve obligada a abandonar el puesto de trabajo.

 

¿Cómo puedo afrontar la situación?

Debemos tener en cuenta que el burnout es un síndrome progresivo, que no se produce de un día para otro, y que es cíclico, puede darse varias veces en la vida.

Por ello, es de gran importancia que la persona cuente con herramientas validadas científicamente que puedan ayudarla a gestionar la situación. Para ello, el autoconocimiento es esencial. Se trata de que la persona tome conciencia desde la consciencia, para así hacer un crecimiento personal y ser más resiliente.

 

MAPA DEL ESTRÉS

El burnout se somatiza en signos y síntomas que podemos llegar a ver claramente mediante la autoexploración que permite el Mapa del Estrés. Mediante esta herramienta puedes descubrir si sufres esta faceta de estrés crónico que afecta a nivel laboral y profesional.

El autoconocimiento es clave para poder desarrollar las herramientas adecuadas para afrontar el burnout, que puede darse en distintas ocasiones a lo largo de nuestra carrera profesional.

 

Carlos Sánchez – Pasión y perseverancia por el cambio
 
* Las terapias naturales que aplicamos no sustituyen ni excluyen la atención o el tratamiento médico o farmacológico convencional prescrito por profesionales sanitarios.
Vuelve al inicio
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al usar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies.    Más información
Privacidad