El estrés crónico en el deporte de élite

En los pasados Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Simone Biles tomó la valiente decisión de retirarse de la competición de gimnasia artística a pesar de que todas las miradas estaban puestas en ella, ya que es una de las mayores estrellas del mundo de la gimnasia de todos los tiempos.

Lo hizo porque se vio en un estado mental de un gran estrés crónico que le impedía realizar su disciplina correctamente. Es más, con la alta exigencia física que requieren estos ejercicios, un estado mental negativo podría haber terminado en graves lesiones físicas para la atleta.

lesiones físicas vs psicológicas

¿Por qué para mucha gente una lesión física habría sido mucho más grave que su estado psicológico? ¿Por qué para tantos habría sido una retirada más “justificada”? 

Es muy habitual que en nuestra sociedad actual se quite importancia a los problemas psicológicos que supone el estrés crónico. Sin embargo, Biles, la gimnasta que ganó un Mundial con una piedra en el riñón, se vio incapaz de competir en un estado psicológico negativo. El caso de Simone Biles ha lanzado al mundo un mensaje muy importante: que las lesiones también pueden ser psicológicas y que es importante tratarlas.

Presión y estrés crónico

No solo por la dureza y dificultad de los ejercicios, sino también por la inmensa presión que reciben los y las atletas de élite para ser excelentes puede generar un gran estrés crónico que afecta directamente a su rendimiento y a su salud en general.

Todos los deportistas de alto rendimiento están en riesgo de desarrollar una situación de estrés crónico y fatiga mental, tanto por la presión externa como por la autoexigencia que se requiere para alcanzar un nivel de élite.

El caso es que a menudo no se sabe detectar el problema a tiempo y solo sale a la luz cuando el atleta colapsa a causa de un fuerte estrés muy prolongado, como fue el caso de Simone Biles.

Diagnosticar es ganar

En el deporte de élite, la mente es un músculo más y, de hecho, un factor muy importante que determina los resultados del atleta. Como señala el Centro Internacional de Desarrollo de Valores Zinquo, “80% del rendimiento del deportista es mental”. Sin entrenar la mente, es imposible alcanzar el 100%”.

Así pues, para poder desarrollar el deporte de élite de forma segura y también efectiva resulta imprescindible saber detectar los problemas de estrés a tiempo y saber hacerles frente.

El deporte de alto nivel no solo requiere de personas y herramientas para mejorar las técnicas deportivas y la forma física, sino también para poder identificar y diagnosticar el estado mental del atleta y desarrollar estrategias preventivas efectivas.

El Mapa del Estrés®

Una herramienta que puede ayudar a entrenadores y deportistas en este proceso de identificación y tratamiento del estrés crónico es el Mapa del Estrés®.

Creada por Zinquo y Simon Dolan, esta herramienta puede ayudar a conocer la densidad de estrés presente en la persona, así como a encontrar alternativas para poder gestionarlo con éxito. Y en el caso de los deportistas de élite, tener unas buenas técnicas de gestión del estrés es esencial para estar al 100% en las competiciones.

Porque cuidar la mente tanto como el cuerpo es la clave para ganar. Tanto en el deporte de élite como en la vida.

Vuelve al inicio
Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al usar nuestros servicios, usted acepta nuestro uso de cookies.    Más información
Privacidad